viernes, 14 de septiembre de 2012

Días de escuela


Ahora que se están reanudando las clases en los colegios y en los institutos, quiero desde mi ventana al universo homenajear de alguna manera a aquellos que componen el mundo de la Educación; profesor@s, alumn@s, directiv@s, secretari@s, porter@s, limpiador@s,... y todo aquel que vive de y para la educación de nuestros hijos y nietos, que cada día se encuentran en un aula con olor a lápices, gomas y papel, que se esmeran en enseñar valores plurales y de respeto a los demás, que se muestran deseosos, aunque a veces no lo parezca, de aprender y de asumir. A todos los que conforman este mundillo tan peculiar tan poco valorado a veces, pero tan importante que sin ellos todo funcionaría de una manera tan distinta que ni siquiera nos podemos hacer una idea, aunque muchos, y quizás precisamente por eso, no lo quieran ver así y prefieran recuperar tiempos pasados, cuando lo importante era seguir unas pautas y unas ideologías imperantes, y no el desarrollo de la persona como tal, con sus inquietudes, sus deseos, sus miedos y sus ilusiones.

Y precisamente es en el pasado donde podemos encontrar las diferencias con nuestra sociedad actual, más plural y más abierta, y por lo tanto, más efectiva. Es por eso por lo que hoy os voy a poner la letra de una de las canciones que tarareaba yo cuando era un jovencito, y aún hoy lo hago, y que me ayudó, en parte, a comprender la importancia de la Educación de nuestra juventud, esa Educación hoy cuestionada por asuntos tan baladíes como el económico, con déficits públicos de no sé qué, y primas de riesgo acechando, cuando todos sabemos qué es lo verdaderamente importante.

Se trata del tema "Días de Escuela" (1978) de la banda madrileña Asfalto, que, aunque suavemente, nos muestra el tipo de Educación que algunos parecen pretender recuperar para nuestro país con más prisas que pausas y con más decretos reales que sentido común.

Quiero dedicar este tema musical, como en la radio, a aquellos vosotros que entre 1960 y 1970 teníais entre 5 y 15 años, porque aunque no lo supierais entonces, aquello que fue futuro hoy es presente, a pesar de todo, y aquellas ilusiones y ganas de cambio que tuvisteis las convertisteis en realidad, con vuestro tesón, para disfrute de los que llegamos después. Esas mismas ilusiones que hoy nos quieren robar a golpe de recortes en pos del euro. Gracias por conseguirlo.

La letra dice así:

Bien abrigado llegaba al colegio.
1960; hace poco tiempo.


Formados frente a una cruz y a "ciertos retratos"


Entre bostezo y bostezo, gloriosos himnos pesados


Despertamos en pupitres de dos en dos


Aún recuerdo el estrecho bigote de Don Ramón.


Y la estufa de carbón frente al profesor
La dichosa estufa que no calienta ni a Dios


Suena el timbre... ¡al fin!
Bocadillo, recreo; ¡evasión!


Una tortura más antes del juego
La leche en polvo y el queso americano


Sales tú y el gordo después
Te cambio los cromos, te juego al tacón
Sales tú, la ligo yo
Apuremos el tiempo que ya nos meten dentro...


Dos horas de catecismo y en mayo la Comunión


La letra con sangre entra: ¡otro capón!


Tarea para mañana y puesto el abrigo
Otra "copla" a los del cuadro y hasta mañana Don Ramón.

Y ahora tú ¿qué pensarás?
Si cuanto más me oprimían, más amé la Libertad.
Y es a ti a quien canto hoy


Enseña a tu hijo...
Ohh enseña a tu hijo a amar... la Libertad!!

Quien quiera escucharla íntegra, que pinche aquí: http://www.goear.com/listen/77c8f75/dias-de-escuela-asfalto

Por una Educación pública, gratuita, de calidad y laica. De TODOS y para TODOS.
Publicar un comentario